jueves, 8 de julio de 2010

9. Percepción de un Oficio

De noche se encuentra parado en la entrada. Esta designado para realizar lo mismo una y otra vez. Quiéralo o no, repite las mismas palabras; cuando van hacia afuera o hacia adentro.

Dentro de sus obligaciones, su mover es único y repetido. Puede llevar años, o quizá meses; sin embargo, la monotonía es algo que le ha acompañado desde el principio de sus labores.

Y habla, mas sus palabras son como salidas de una maquina. Cosas que ya se habían escuchado antes. Aparte, lo único que hace es desordenarse un poco. Dice cosas extrañas a su oficio y no le habla a aquello que es común en su función. Habla a otro; otro también con misión exacta. Es su pequeño rato de flexibilidad.

Así se le pasa el tiempo. Su turno es largo, como el reloj y el tiempo mismo. Bosteza una y otra vez, tiene sueño; mas aun le faltan horas de lo mismo. Su único oficio, es el de encontrarse parado en la entrada; de noche, esta noche.

No hay comentarios: